• Estrena casa cambiando puertas y ventanas

    No te das cuenta de lo mucho que marcan la personalidad de una casa… hasta que las cambias. Las puertas y las ventanas son elementos fundamentales en la decoración y en el funcionamiento de un hogar. ¿Quieres transformar tu casa sin hacer obras? Renuévalas y ¡voilà! Te ayudamos a decidir qué modelos son los que más te convienen.
    ¿Cuáles son los factores principales que debes tener en cuenta durante la elección? En el caso de las ventanas, tienen que ser cómodas, aislantes y deben adaptarse e ir a favor del espacio del que se dispone. En el caso de las puertas, selecciona aquellas que te concedan exactamente lo que buscas: intimidad, luz, calidez, funcionalidad, seguridad, etc. Además, igual que con las ventanas, es importante que el modelo elegido te permita ganar espacio o modificar la distribución de la sala de la forma que tu quieras.

    Ventanas

    Luz natural y ventilación. Las ventanas permiten la entrada de dos de los elementos más necesarios en un hogar. Además, también protegen y aíslan la casa de las temperaturas del exterior, ya sea frío o calor, así como del ruido. Pero no hay que olvidar que también pueden convertirse en un elemento clave de decoración. A la hora de elegir qué tipo de ventanas vamos a instalar en casa, tendremos que tener en cuenta todas estas opciones. Las encontraremos de distintos tipos de material, color y apertura.

    Tipos de ventana

    1. Ventana abatible
      La apertura de la ventana se hace hacia el interior de la estancia con una o dos hojas. Son más herméticas y aislantes que las correderas y ofrecen un ángulo de apertura más amplio, aunque ocupan más espacio al abrirse. Pueden ser de aluminio, madera o PVC.
      Ventana abatible
    2. Ventana corredera
      Este tipo de ventana está compuesta por dos hojas que se deslizan de forma horizontal. Es la opción ideal para estancias pequeñas, ya que al abrirse no ocupa ningún espacio adicional. También es una buena opción para huecos muy grandes en los que, con la opción de ventana abatible, se podría correr el riesgo de descuelgue por exceso de peso.
      Ventana corredera
    3. Ventana de tejado o claraboya
      Este tipo de ventanas se pueden instalar en habitaciones cuyo techo recibe directamente la incidencia de la luz del sol. Es la opción perfecta para multiplicar la luz de la estancia.
      Ventana de tejado o claraboya
    4. Ventana batiente
      Suelen estar instaladas en baños, trasteros o garajes. Se abren hacia el interior, girando sobre su eje horizontal inferior. No permiten una apertura total y no te puedes asomar por ellas, pero ocupan poco espacio y permiten que la estancia se ventile correctamente.
      Ventana batiente

    Puertas

    Es lo primero que ves al entrar en una estancia y lo último al marcharte. Las puertas son elementos fundamentales en un hogar, aportan protección, intimidad y cohesión decorativa. A la hora de elegirlas, es imprescindible tener claro cuál es el estilo que se quiere conseguir, ya sea romántico, minimalista, industrial, clásico, etc., y el espacio con el que se cuenta.

    Tipos de puertas

    1. Puerta abatible
      Las hay de una o de dos hojas y se abren hacia el interior o exterior de la habitación. Son una buena opción para estancias amplias en las que, al abrirlas, no se choquen con ningún elemento. Las más comunes son las llamadas “ciegas” u opacas, la opción que ofrece más intimidad, aunque también puedes elegir una opción mixta con parte acristalada o totalmente de cristal. Estas últimas dan una sensación de mayor amplitud y conexión entre los espacios, además de multiplicar la luminosidad.
      Puerta abatible
    2. Puerta corredera
      Esta es la opción ideal si lo que necesitas es ahorrar espacio. Pueden ser vistas, es decir, que se deslizan sobre la pared y no necesitan ningún tipo de obra, o empotradas, en las que el sistema de deslizamiento se incorpora dentro de la pared y queda invisible. Al igual que con las abatibles, se pueden encontrar tanto opacas, como parcial o totalmente vidriadas.
      Ventana corredera
    3. Puerta plegable
      Puede que la opción menos común de todas, pero especialmente útil en casos de medidas poco convencionales ya que su tamaño se adapta al hueco de la puerta, sea cual sea su ancho. Permiten separar espacios de forma fácil y se pueden encontrar en distintos materiales y acabados.
      Puerta plegable
    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados